El surgimiento del Sandinismo en Nicaragua es representada por una figura exclusiva, en la cual comienza la historia de ese movimiento revolucionario, ese hombre fue: Augusto Nicolás Calderón Sandino.
sandino.jpg
Augusto Nicolás Calderón Sandino


Sandino nace en Nicaragua en el año 1895, de una familia pobre, donde él trabaja junto a su madre en las plantaciones de café. Durante los primero años del siglo XIX, Nicaragua se ve enfrentada con Estados Unidos, quien buscaba defender sus propios intereses en el país centroamericano. Luego de esa contienda, el país del norte impone en el poder Adolfo Díaz quien protegía los intereses del gobierno de Washignton, y que por otro lado no contaba con el apoyo del pueblo nicaragüense. El año 1912, es clave para Sandino y por lo tanto clave también pata el surgimiento del Sandinismo ya que surge una sublevación contra Díaz, ante esta situación tropas norteamericanas intervienen y allí muere Benjamin Zeledón, líder de la revolución. Sandino, queda impresionado por esa figura patriótica, que lo iba a marcar de por vida. La presencia Norteamericana continua por 13 años más, hasta que deciden retirar las tropas, luego se produce un golpe de estado en Nicaragua, donde asume el general Emilio Chamorro, quien obviamente no es reconocido por Washington. Sandino que para este entonces se encontraba trabajando afuera del país en una compañía de petróleo, decide unirse a un movimiento liberal contra Chamorro. Y el 26 de Octubre de 1926, se alza en armas con algunos trabajadores del mineral de San Albino y el 2 de Noviembre, sufre su primera derrota en manos de las tropas conservadoras en El Jicaro. Luego de unas idas y vueltas, en Enero de 1927, Sandino comienza una campaña militar en San Juan de Segoiva, donde luego de una serie de victoriosos combates, las tropas conservadoras son derrotadas. Todos estos combates fueron denominados como la Guerra Constitucionalista.
En el mes de Mayo de ese año, se firma el pacto
del Espino Negro entre José María Moncada, jefe de división que combatió para los liberales, y el secretario de estado norteamericano, Henry Stimpson.
a) Se pone fin a la guerra constitucionalista y reconoce pro tempore al presidente Adolfo Díaz.
b) Desarme de los dos ejércitos, el rebelde y el del gobierno mediante la paga de 10 dólares por cada rifle y 20 dólares por cada ametralladora.
c) Se conviene en supervisadas por la marinería norteamericana para el 4 de noviembre de 1928 con un marino presidiendo cada mesa electoral.
d) Se crea la guardia nacional con oficiales y soldados de los dos bandos desarmados.



marines_con_la_guardia_nacional.jpg






Sandino se encontraba casi en la misma situación que lo había impulsado a volver a su país para combatir, ya que Adolfo Díaz retorna al poder, bajo el apoyo de los Estados Unidos y sumado a esto, el general Moncada, firma el tratado mencionado anteriormente que seguía manteniendo la supremacía del gobierno de Washington. Por eso, ante esta situación, Sandino emite su primer Manifiesto Político, dirigido al pueblo de Nicaragua, en el que resalta las traiciones de Adolfo Díaz y de Moncada, habla de las libertades y también manifiesta sobre la construcción del canal de Nicaragua, en el que exige que se haga con capitales mitad latinoamericanos y otra mitad con capitales de todo el mundo y no con un 100% de capitales norteamericanos, resaltando nuevamente la traición de Díaz y Moncada entre otros.
Luego de dar su manifiesto, el capitán de marina Gilbert Hatfield, le brinda la oportunidad de rendición, los Estados Unidos, veían en Sandino una gran figura revolucionaria que ya estaba teniendo un gran apoyo del pueblo nicaragüense. Sandino, rechaza claramente la propuesta y desafía al capitán, diciendo que no se iba a rendir y que iba a pelear. Unos días después, decide atacar la ciudad de Ocotal, donde logra tomar a casi todo el pueblo y también logra sacar a los marines norteamericanos que defendían esa ciudad.


Ocotal,_marines_aviacion.jpg
Marines Norteamericanos en la base de Ocotal



La respuesta de los Estadios Unidos, se convirtió en el primer ataque de aviación de bombardeo en combate, donde se causo la muerte de 300 civiles nicaragüenses.

Posteriormente en el mes de Septiembre, Sandino, constituye Ejército Defensor de la Soberanía Nacional de Nicaragua, donde continúan los combates y las guerras de guerrillas y en Noviembre suscribe el acuerdo sobre los traidores de la patria. En el que se define a los traidores de la patria, básicamente, los que apoyen a Díaz y Estados Unidos. Asimismo el que haya celebrado pactos secretos con el enemigo y también el que suministre información sobre el ejército de Sandino.




bombardeando.jpg
Avion norteamericano bombardeando el cuartel de Sandino en El Chipote




Hubo un intento de los marines por atacar la base del Ejército Sandinista en el Chipiote, pero se encontraron con muñecos de zacate. Luego de unos meses, se “celebran” las elecciones en Nicaragua organizadas y supervisadas por los marines norteamericanos. Es elegido el jefe Moncada, que se había traspasado de bando.
En 1929, parte hacia México para buscar aliarse con Emiliano portes Gil, presidente del país del Caribe, mientras que los generales de Sandino continúan luchando en Nicaragua, Sandino vuelve un año después y en 1931 redacta el Manifiesto Luz y Verdad, en el que resalta las injusticias y desigualdades que sufría el pueblo de Nicaragua
Un año posterior, es electo presidente de Nicaragua, Juan Bautista Sacasa quien había sido vicepresidente del gobierno derrocado por el general Emilio Chamorro, llega al poder. Y finalmente en 1933 el primero de Enero, se retiran las tropas norteamericanas con sus embarcaciones y aviones, lo que se conoce como el triunfo Sandinista.
Sin embargo, este jefe revolucionario nacionalista, termina siendo asesinado. Se quejaba del maltrato que sufría su gente bajo el poder del jefe de la guardia nacional, Somoza. Y viaja a Managua para firmar un tratado de paz con el presidente Sacasa, sobre el tema con la guardia nacional. Sin embargo, no se respeta y continúan los ataques y Sandino viaja reiteradamente a Managua para hablar con Sacasa, pero no obtiene resultados y en Febrero del 1934, luego de una cena en el palacio del gobierno con el presidente, Sandino es capturado y asesinado por miembros de la guardia nacional. Comenzaba así, el Sandinismo.




tropas.jpg






ACUERDO TRAIDORES DE LA PATRIA.
Son traidores a la Patria

  1. Todo nicaragüense que con miras políticas traficare con la honra de la nación, solicitando apoyo oficial de los conquistadores de Nicaragua, así como del gobierno de la Casa Blanca y el que saliere del país como representante del gobierno espurio del traidor Adolfo Díaz.
  2. El que haya celebrado pactos secretos con el enemigo, ya sea como jefe militar o como jefe civil.
  3. El que prestare ayuda a los invasores y traidores para asesinar a los patriotas nicaragüenses que están defendiendo la Soberanía Nacional.
  4. El que suministrare informes, verbalmente o por escrito, declarando contra sus conciudadanos.
  5. El que solicitare protección de los invasores con el pretexto de defender sus intereses, ya sea nacional o extranjero.
A tales delincuentes les será aplicada la misma pena que la Constitución Política señala para los traidores a la Patria.
Al mismo tiempo hago saber a la sociedad nicaragüense, al pueblo con quien me unen los más estrechos vínculos que me obligan a defender sus derechos, y a los extranjeros radicados en el país: Que siendo el Ejército Defensor de la Soberanía de Nicaragua una institución perfectamente organizada y disciplinada, dará toda clase de garantías efectivas a nacionales y extranjeros siempre que guarden estricta neutralidad.
Dado en El Chipote, a los catorce días del mes de noviembre de 1927.
Patria y Libertad. - A. C. Sandino







Manifiesto Político
El hombre que de su patria no exige un palmo de tierra para su sepultura, merece ser oído, y no sólo ser oído sino también creído. Soy nicaragüense y me siento orgulloso de que en mis venas circule, mas que cualquiera, la sangre india americana que por atavismo encierra el misterio de ser patriota leal y sincero; el vínculo de nacionalidad me da derecho a sumir la responsabilidad de mis actos en las cuestiones de Nicaragua y, por ende, de la América Central y de todo el Continente de nuestra habla, sin importarme que los pesimistas y los cobardes me den el título que a su calidad de eunucos más les acomode. Soy trabajador de la ciudad, artesano como se dice en este país, pero mi ideal campea en un amplio horizonte de internacionalismo, en el derecho de ser libre y de exigir justicia, aunque para alcanzar ese estado de perfección sea necesario derramar la propia y la ajena sangre. Que soy plebeyo dirán los oligarcas o sean las ocas del cenagal. No importa: mi mayor honra es surgir del seno de los oprimidos, que son el alma y el nervio de la raza, los que hemos vivido postergados y a merced de los desvergonzados sicarios que ayudaron a incubar el delito de alta traición: los conservadores de Nicaragua que hirieron el corazón libre de la Patria y que nos perseguían encarnizadamente como si no fuéramos hijos de una misma nación.
Hace diecisiete años Adolfo Díaz y Emiliano Chamorro dejaron de ser nicaragüenses, porque la ambición mató el derecho de su nacionalidad, pues ellos arrancaron del asta la bandera que nos cubría a todos los nicaragüenses. Hoy esa bandera ondea perezosa y humillada por la ingratitud e indiferencia de sus hijos que no hacen un esfuerzo sobrehumano para libertarla de las garras de la monstruosa águila de pico encorvado que se alimenta con la sangre de este pueblo, mientras en el Campo Marte de Managua flota la bandera que representa el asesinato de pueblos débiles y enemistad de nuestra raza.
¿Quiénes son los que ataron a mi patria al poste de la ignominia? Díaz y Chamorro y sus secuaces que aún quieren tener derecho a gobernar esta desventurada patria, apoyados por las bayonetas y las Springfield del invasor. ¡No! ¡Mil veces no! La revolución liberal está en pie. Hay quienes no han traicionado, quienes no claudicaron ni vendieron sus rifles para satisfacer la ambición de Moncada. Está en pie y hoy más que nunca fortalecida, porque sólo quedan en ella elementos de valor y abnegación.
Moncada el traidor faltó naturalmente a sus deberes de militar y de patriota. No eran analfabetos quienes le seguían y tampoco era él un emperador, para que nos impusiera su desenfrenada ambición. Yo emplazo ante los contemporáneos y ante la historia de ese Moncada desertor que se pasó al enemigo extranjero con todo y cartuchera. ¡Crimen imperdonable que reclama vindicta!












Aquí escucharan la canción Hijos Nuestros.






Canciones a Augusto Sandino:
Autor: Todos tus muertos
Tema: Hijos nuestros
Sandino! Sandino!
Esta es dedicada para el general
el que a nadie, nunca a nadie,
le ha hecho mal
el patriota de Latinoamérica:
Augusto César Sandino
soy un hombre sincero (a veces)
de donde crece la hierba
y antes de morirme quiero
cantar mi canción de guerra
Guantanamera, guajira, Guantanamera

Yo soy un hombre sincero
(yo soy un hombre sincero)
de donde crece la hierba
(de donde creció la Juana)
y antes de morirme quiero
(y antes de pudrirme quiero)
cantar mi canción de guerra
(cantar mi canción del alma)
Guantanamera, guajira guantanamera
Guantanamera, guajira guantanamera

Hijo nuestro podrido en el río
hijo nuestro de nuestra pasión
canten animales por su resurrección
canten animales por su resurrección

Ella es de la oligarquía
y no quiere saber nada más de vos
no no no!!

Hijo nuestro...
Es una puta vacía
y no quiere saber nada más de vos
no no no!!!

Si lo mueve como lo bate
que rico el chocolate
no esperarás que por alguien me mate
si lo mueve como lo bate
que rico el chocolate
y no esperarás que por vos me mate

La negrita rezonga
que no se apague la milonga
la negrita rezonga
atonga cameronga
que no se acabe la milonga
negrita rezonga

Ella es de la oligarquía
y no quiere saber nada más de vos
no no no!!!














Autor: Luis Enrique Mejía Godoy
Tema: Y allá va el general

De Yucapuca partió el general
lo acompañaba su estado mayor
se vio obligado por el frío intenso
a dirigirse a San Rafael

Llego a la casa de Blanca Arauz
telegrafista del pueblo aquel
y el mismo día de su cumpleaños
justo el 18 del mes del mayo
de madrugada juro serle fiel

Iba de botas altas y uniforme
de gabardina color café
ella de velo y vestido blanco
la flor mas linda de San Rafael

Olía la iglesia a flor de pino
y aunque a sus tropas no participo
por todo el pueblo se dispararon
las carabinas del batallón

Dos días después tuvo que partir
hacia las Segovia donde se interno
Blanca se quedo era su deber
pero todo su amor siempre se fue con el

Y allá va el General con su batallón
rojinegro pañuelo
lleva en el cuello rumbo al Chipoton

Y allá va el General bajando Estelí
patria o muerte repiten
los campesinos de Wiwili

Y allá va el General con su decisión
con los hombres valientes
limpiar Nicaragua del invasor

Y allá va el General con su Estado Mayor
Cabrerita interpreta
una mazurquita en La mayor











HIMNO DE LA UNIDAD SANDINISTA
(música y letra: Carlos Mejia Godoy )

Adelante marchemos compañeros
avancemos a la revolución
nuestro pueblo es el dueño de su historia
arquitecto de su liberación.

Combatientes del Frente Sandinista
adelante que es nuestro el porvenir
rojinegra bandera nos cobija
¡Patria libre vencer o morir!
Los hijos de Sandino
ni se venden ni se rinden
luchamos contra el yankee
enemigo de la humanidad.

Adelante marchemos compañeros
avancemos a la revolución
nuestro pueblo es el dueño de su historia
arquitecto de su liberación.

Hoy el amanecer dejó de ser una tentación
mañana algún día sugirá un nuevo sol
que habrá de iluminar toda la tierra
que nos legaron los mártires y héroes
con caudalosos ríos de leche y miel.

Adelante marchemos compañeros
avancemos a la revolución
nuestro pueblo es el dueño de su historia
arquitecto de su liberación.




Video donde se observan imágenes del Frente Sandinista y se escucha el Himno del Frente Sandinista.
Roosevelt en 1933, declara la nueva política exterior de los Estados Unidos, la llamada política del buen vecino que en las bases, era totalmente diferente a las antiguas políticas norteamericanas conocidas como la política del garrote o la diplomacia del dólar. Por lo dicho anteriormente, ¿Era cierto lo que proponía Roosevelt? A continuación se analizará y comparara el caso de Nicaragua y se observará la relación que mantuvieron ambos países previo a la gran crisis del 1929 y la política posterior, ideada por Roosevelt.
La intervención de los Estados Unidos en Nicaragua, previo a la crisis del 29, se debió a que el presidente de Nicaragua, Zelaya, representaba una amenaza a los intereses económicos de Estados Unidos, ya que quería nacionalizar una empresa minera que operaba conjunto al país norteamericano. Sin embargo, Estados Unidos, toma riendas en el asunto, cuando durante la guerra civil nicaragüense (1909), fallecen dos ciudadanos norteamericanos, lo que le dio lugar al gobierno de Washington para intervenir, en defensa de sus ciudadanos. Ante esa situación, Estados Unidos deja su neutralidad oficial en la guerra civil y ayuda a los conservadores, quienes luchaban contra el gobierno de Zelaya. Navales norteamericanos impiden a las fuerzas liberales tomar el puerto de Bluefields (la población más importante que tenían los conservadores), y mediante la intervención, los conservadores logran salir victoriosos. Estados Unidos, luego de no haber reconocido diferentes gobiernos conservadores, brinda el apoyo a Adolfo Díaz, quien estaba a favor de los Estados Unidos y quien no tenía problema en “abandonar” la soberanía Nicaragüense en manos de Washington. Sin embargo, Díaz no contaba con el apoyo del pueblo de Nicaragua, por lo tanto, infantes de Marina de los EE.UU, desembarcaron en el país centroamericano para restaurar el orden (eliminar cualquier tipo de oposición) y luego a que eso sucediera, se estableció la guardia de legación, en la que marines Norteamericanos, se quedaban en Nicaragua controlando la seguridad del país, lo que en verdad fue, desalentar todo tipo de oposición y así también apoyar a gobiernos conservadores encabezados por Díaz.
En el ejemplo mencionado anteriormente, se observa claramente que la intervención de los Estados Unidos fue de gran influencia en Nicaragua ya que mediante la diplomacia del garrote, al llevar a los marines a participar en la guerra civil nicaragüense, se beneficio a las tropas conservadoras, para de esta forma derrocar al gobierno de Zelaya, que no quería la intervención de los Estados Unidos y que iba en contra de los beneficios que ese país tenía en Nicaragua. Pero al ser derrocado, y puesto Díaz al poder, quien era pro Norteamericano e iba a defender los intereses de Norteamérica, Estados Unidos, bajo la protección de los ciudadanos norteamericanos en Nicaragua y la busca de la estabilidad política, encontraba un país que iba a proteger sus intereses.
Sin embargo, luego de la crisis y con la llegada de Franklin Roosevelt al gobierno de Washington, todo hacía pensar que las políticas iban a cambiar, y que la relación de buen vecino iba a predominar ¿Qué sucedió?
En Enero de 1933, los marines norteamericanos se van de Nicaragua. El país era gobernado por Juan Bautista Sacasa, quien era liberal y el general Anastasio Somoza García se convertía en el jefe de la guardia nacional Nicaragüense, ese cargo lo obtiene por su buena relación con los militares norteamericanos y es justamente el Secretario de Estado de los Estados Unidos, Henry Stimson, quien le otorga el puesto. Mientras sucedía esto, en el presidente Franklin Roosevelt, dirige la política del buen vecino, en la que apostaba a una relación de mutuo respeto entre los países de Latinoamérica y Estados Unidos y además rechazaba la acción unilateral y apoyaba a la seguridad mutua contra agresores (principalmente ante el crecimiento del nazi-fascismo, encabezado por Hitler y Mussolini) como así también la cooperación mutua para fomentar la economía y alcanzar mejores niveles de vida. A pesar de esto, luego de la muerte de Sandino en 1934, se firma un armisticio por todos los crímenes hechos por la Guardia Nacional. Luego en1936, Somoza, derroca al gobierno de Juan Bautista Sacasa, a partir de unas cuantas confrontaciones entre la guardia nacional liderada por Somoza y la guardia presidencial liderada por Sacasa. Somoza, tenía gran influencia por los Estados Unidos y esté país veía con buenos ojos, la presidencia del general y es por eso como se menciono anteriormente que los marines se van de Nicaragua.
Lo dicho anteriormente, sobre los marines, se puede decir que Roosevelt como primer medida al ordenar la ida de los infantes de marina de Nicaragua, era un gran paso hacia esa nueva política del buen vecino, ya que cesaba la intervención Norteamericana luego de muchos años. Sin embargo, atrás de eso, se pueden observar intereses del país norte ya que la resistencia de Sandino, había creado en Latinoamérica un gran sentimiento nacionalista y anti-norteamericano o anti-imperialista por lo tanto le convenía al gobierno de Washington, retirar las tropas. Y asimismo había dos factores más que hacían casi inevitable la retirada. Por un lado, la intervención era muy costosa para Estados Unidos y no estaba obteniendo los resultados más favorables, sumado a los efectos de la crisis y por otro lado, al “asumir” Somoza, éste tenía gran relación con los militares de Estados Unidos y lo apoyaban.
Finalmente, es difícil determinar si hubo realmente un cambio entre las políticas del buen vecino y del garrote ya que habría que determinar las razones por la cuales se practicaban esas políticas. Por un lado la política del garrote en los primeros años del siglo XX, cuando se buscaba defender los intereses de la compañía minera norteamericana además de restaurar el orden, que había causado la muerte de los dos civiles estadounidenses. Sin embargo termina estableciendo en el poder a Díaz quien no contaba con el consenso del pueblo y asimismo a diferentes sucesores que llevaron a una dictadura. Mientras que a través de la política de la buena vecindad, se puede afirmar que Estados Unidos de alguna forma cumplía con lo que el pueblo nicaragüense deseaba que fuera la retirada de los marines, lo cual también implicaba la victoria de Sandino. Pero es cierto que atrás de la retirada se encontraban los beneficios de Estados Unidos, evitaba el odio de Latinoamérica y mejorar la relación pero lo más significante fue, la no – intervención al derrocamiento de Sacasa, lo que finalmente termino con el gobierno de Somoza, que contó con el apoyo de EE.UU. Es por eso que a consecuencia de ambas políticas, se establecieron dictaduras en Nicaragua, en la posición de Díaz hubo una mayor intervención para que eso sucediera pero luego, al llegar Somoza y establecer la dictadura, EE.UU no intervino y llevo a la dinastía de los Somoza a varios años de gobierno autoritario.
















Bibliografia:
www.lavozdelsandinismo.com/sandino/
www.biografiasyvidas.com/biografia/s/**sandino**.htm
http://www.manfut.org/museos/batallaocotal.html
http://wwww.taringa.net/posts/info/1390778/Augusto-C%C3%A9sar-Sandino.html