"Las cualidades esenciales de un verdadero panamericanismo han de ser las mismas que las que distinguen a un buen vecino, es decir, el mutuo entendimiento y, mediante tal entendimiento, una verdadera apreciación del punto de vista de la otra parte. Solo así podremos crear un sistema cuyas piedras angulares sean la confianza, la amistad y la buena vecindad". F.D. Roosevelt 12 de abril de 1933.
Este fragmento puede ser interpretado como el comienzo de una nueva política de los Estados Unidos hacia los países latinoamericanos, la política de la “Buena Vecindad”. Sin embargo, trataremos de analizar hasta qué punto se modificó la política de los EEUU hacia América Latina después de la crisis de 1930. Para ello, observaremos las conferencias panamericanas más destacadas que se han desarrollado durante la Segunda Guerra Mundial, 1939 a 1945.

*Conferencia Panamericana de 1933 en Montevideo: establecía la política del "buen vecino" (Conferencia anterior al comienzo de la 2ª GM).

¿En qué consistieron las conferencias panamericanas?

Las Conferencias Panamericanas, Interamericanas, o Internacionales Americanas, fueron una serie de reuniones de delegados, ministros de relaciones exteriores y presidentes de las naciones de América que se celebraron entre 1889 y 1954 dentro de las ideas y principios del panamericanismo.
Sus antecedentes están en el Congreso de Panamá convocado por
Simón Bolívar en 1826. Estuvieron representados los gobiernos de Colombia, Guatemala, México, Perú y EE. UU. Sin embargo una futura reunión nunca se realizó. Posteriormente hubo una serie de intentos de convocatorias y reuniones diplomáticas y jurídicas sin muchos resultados hasta 1889 con la convocatoria de EE.UU a la Primera Conferencia que conforma de a poco un sistema de cooperación comercial y técnico. Así como la creación de una legislación y diplomacia hemisferica dentro del llamado sistema interamericano expresado en la OEA.



¿Cuáles fueron las conferencias panamericanas durante la segunda Guerra Mundial?

  • III Conferencia Panamericana de 1906 en Río de Janeiro, tuvo lugar en el Palacio"James Monroe" (sic), en momentos en que Cuba era ocupada nuevamente por los marines para "restablecer el orden" tras la insurrección popular contra el presidente impuesto,con delegaciones de todos los Estados americanos, exceptuados Haití y Venezuela. Esta conferencia acoge la Doctrina Drago y la postula como interés unánime de América. Pero en vista de que tal acogida provenía de Estados que se encontraban en situación análoga de deudores, se halló conveniente llevar tal tesis a un más amplio foro, y se encomendó al Doctor Drago presentarlo ante la Segunda Conferencia de La Haya. En 1907, ante la Segunda Conferencia de La Haya, Drago insiste enérgicamente en que "La América Latina no acepta, y está dispuesta a impedir, que se cobren las deudas a cañonazos!". Ante la oposición de Inglaterra y las otras potencias acreedoras, el General Porter -de la delegación estadounidense- propuso una fórmula de transacción buscando la aceptación de los prestamistas.
    El alejamiento de las figuras impulsoras del panamericanismo en el gobierno argentino en términos de la doctrinas Drago y Monroe (Julio Argentino Roca, Luis María Drago, Martín García Merou), la aparición del secretario de estado Elihu Root en la sesión inaugural, y el mutuo acuerdo argentino-norteamericano de transferir el tratamiento de la doctrina Drago a La Haya, como una cuestión del derecho internacional y no de política regional, fueron las claves del triunfo de la Conferencia de Río.
    La Doctrina Monroe no ocupó oficialmente un lugar en la agenda. La única referencia a dicha doctrina provino de la delegación de Bolivia, que instó a la extensión de la misma no sólo a los casos de conquista territorial o intervención de las potencias europeas, sino también de las conquistas efectuadas por estados americanos.
  • Conferencia interamericana de Consolidación de la Paz de 1936 celebrada en Buenos Aires. No ordenó en concreto ninguna acción ni creó ningún organismo permanente sino que se limitó a una referencia acerca de la política de neutralidad común como un objetivo deseable para los países americanos. Esto fue con base en el objetivo estadounidense de lograr que America Latina sea un bloque cerrado protegido de la agresividad de Italia, o Alemania.
El objetivo de esta Conferencia fue luego evidenciado aún más con la primera y la segunda reuniones de Consulta de Ministros Relaciones Exteriores. Con la primera (octubre 1939 en Panamá) se logró dictaminar la Declaración general de neutralidad y crear el Comité Interamericano de Neutralidad. Por medio de estas Declaraciones se estableció 1) la prohibición a los territorios para funcionar como bases de operaciones bélicas, 2) la prohibición a que los ciudadanos de dichos países puedan promover la ruptura de la neutralidad, colocándola de dicha manera en amenaza, 3) la conscripción militar obligatoria: se debían alistar personas para servir en las fuerzas de los beligerantes, 4) el obligatorio permiso para la entrada de los buques beligerantes, entre otras medidas. De estas maneras, se buscó emplear las medidas necesarias con el fin de mantener la neutralidad.
  • VIII Conferencia Panamericana de 1938 en Lima; se acordó, por medio de la Declaración XV sobre asistencia Recíproca, la acción conjunta y solidaria para el caso en que alguno de los Estados americanos fuera agredido o amenazado en su seguridad por una potencia extracontinental, instando que tal acto sería interpretado como un acto de agresión contra los Estados que perteneciesen a este acuerdo

Del mismo modo, la 'acción conjunta' determinada en la VIII Conferencia Panamericana de 1938, se puede observar en la Segunda Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores (Julio 1940) cuando el gobierno de los EEUU decretó la Ley de Préstamo y arriendo. Este punto se basaba en la ayuda económica y militar a los países americanos a cambio de la participación y ayuda de éstos en la lucha de EEUU y los Aliados contra el Eje (Alemania, Italia y Japón).


(Año del video: 1940. A pesar de que este video no refiera a la seguridad y solidaridad colectiva pactada con los países latinoamericanos, sí demuestra la persistencia de F.Roosevelt por intervenir en la GM. Por ende, se interpreta que el ataque de un país extranjero a América, implica la participación e/o involucración de todos los países pactantes, por lo pactado en la Conferencia de 1938 -la cual refiere a la acción conjunta y de solidaridad- y la Ley de Préstamo y arriendo).




  • Conferencia Interamericana sobre Problemas de la Guerra y de la Paz marzo de 1945 en Chapultepec (México). Esta fue convocada por México en momentos en que la Segunda Guerra Mundial se acercaba a su fin con el seguro triunfo de las fuerzas aliadas encabezadas por Estados Unidos y la Unión Soviética, con el fin de reorganizar las relaciones interamericanas para adecuarlas a la nuevas realidad de poder mundial. Se ratificó el apoyo mutuo ante ataques de países no pertenecientes a América Latina y se incorporó una extensión de la mutua defensa para el caso de agresiones provenientes de uno de los propios Estados Americanos. (por temor a la dictadura argentina). Estos puntos tenían como principal propósito, reducir el papel predominante de las grandes potencias.También contemplaba la futura redacción de un tratado, al término de la II Guerra Mundial, para que, durante el periodo de posguerra, continuaran en vigor las garantías del Acta referidas a los países agresores.

  • Tercera Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores: (contexto) ante el crecimiento constante de las fuerzas del Eje, en especial luego de la victoria japonesa sobre la base militar de los EEUU Pearl Harbour (7 de diciembre de 1941), se llevó acabo la 3ª Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores el 15 de enero de 1942 en Río de Janeiro.
- (objetivo) Frente al auge del poder japonés, Estados Unidos buscó las herramientas posibles para evitar que las fuerzas del eje continúen creciendo. Por dicha causa, esta reunión se encontró más centrada y guiada sobre los EEUU y en las medidas que se debían adoptar para conseguir su propósito.
- (resultados)
a- Al haber pactado en la segunda reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores la seguridad colectiva, (un ataque a una sola República americana sería leída como un ataque a todo el continente americano); luego de la ofensa japonesa a los Estados Unidos, las repúblicas americanas debían finalizar todo tipo de relación política, comercial y/o financiera con los gobiernos del Eje.
b- Además, se declaró que se podrían tomar todas las medidas necesarias para la defensa de América.
c
- Asimismo, en caso de volver a establecer relaciones con las potencias del Eje, dicha decisión debía ser consultada y tratada por todas las repúblicas americanas; promoviendo la solidaridad y colectividad.

Las Resoluciones más importantes de esta Conferencia, estaban vinculadas al futuro del Sistema Interamericano:
  • - Resolución VIII "Asistencia Reciproca y Solidaridad Interamericana";
  • - Resolución IX "Reorganización, Consolidación y Fortalecimiento del Sistema Interamericano". Esto vendría más adelante, con la Reunión que se celebraría en Río de Janeiro donde se firmaría el TIAR y, posteriormente, con la Novena Conferencia Panamericana de Bogotá (1948), donde nacería la OEA.
  • - La Resolución VIII, conocida como "Ley de Chapultepec", declaraba que "...la seguridad y solidaridad del Continente se efectúan lo mismo cuando se produce un acto de agresión contra cualquiera de las naciones americanas por parte de un Estado no Americano, como cuando el acto de agresión proviene de un Estado contra otro u otros Estados Americanos..." Recordemos que de la Declaración emanada en la Reunión de La Habana, se hablaba de "agresión de un Estado no Americano contra un Estado Americano". EEUU insistió en incluir que "La Declaración y la Recomendación anteriores establecen un acuerdo regional para tratar asuntos concernientes al mantenimiento de la paz y seguridad internacionales susceptibles de acción regional en este hemisferio. Tal acuerdo y actos y procedimientos pertinentes deberán ser compatibles con los principios y propósitos de la Organización General Internacional, cuando ella se establezca." Esto, que ya había sido tratado en las propuestas de Dumbarton Oaks, significaba que ninguna organización de carácter regional podía tomar ninguna medida sin la autorización del Consejo de Seguridad de la Organización Mundial. Es curioso que, cuando EEUU procuró por todos los medios evitar una influencia sobre el Sistema Interamericano por la Liga de las Naciones, ahora se encargaba, por todos los medios también, de lograr tal influencia por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Es evidente que su papel como potencia mundial le llevó a modificar su "óptica" en este aspecto.





Fuentes:

http://74.125.93.132/search?q=cache:9FkqjtAhlVsJ:www.monografias.com/trabajos42/estructura-oea/estructura-oea.shtml+%E2%80%A2+Conferencia+Interamericana+sobre+Problemas+de+la+Guerra+y+de+la+Paz+marzo+de+1945+en+Chapultepec+(M%C3%A9xico)%3B&cd=5&hl=es&ct=clnk&gl=ar http://74.125.93.132/search?q=cache:kh7G9IA9Nr0J:www.angelfire.com/rnb/17m/ALCA/ABCALCAIII.html+VIII+Conferencia+Panamericana+de+1938+en+Lima%3B&cd=12&hl=es&ct=clnk&gl=ar http://biblio2.colmex.mx/coinam/coinam_1_suplemento_1938_1942/base2.htm http://www.ircamericas.org/esp/2866 http://www.bolchevikes.com.ar/biblioteca_bolchevike/latinoamerica/19.LA%20POLITICA%20DE%20ROOSEVELT%20EN%20AMERICA%20LATINA.htm http://www.hmazzier.com.ar/franklin_d_roosevelt.htm http://www.ajzanier.com.ar/roosvelt.htm http://revistas.ucm.es/ghi/0214400x/articulos/CHCO0303120275A.PDFhttp://es.wikipedia.org/wiki/Pol%C3%ADtica_de_buena_vecindad[[http://catalejos.blogcindario.com/2009/06/00002-auge-del-panamericanismo-monroista.html|ttp://catalejos.blogcindario.com/2009/06/00002-auge-del-panamericanismo-monroista.html]] http://www.argentina-rree.com/9/9-011.htm http://www.argentina-rree.com/9/9-014.htmhttp://www.argentina-rree.com/9/9-019.htmhttp://es.geocities.com/conflictoperuecuador1941/eyepes/capitulo-11.html http://es.wikipedia.org/wiki/Conferencias_Panamericanas
http://www.resdal.org/atlas/oea-tiar.htm
http://www.youtube.com/watch?v=xJyCAkKUOWE
http://luisdallanegra.bravehost.com/EUA_Amla/capit_9.htm
http://es.wikipedia.org/wiki/Conferencia_de_Chapultepec
http://www.angelfire.com/rnb/17m/ALCA/ABCALCAIII.html
http://www.argentina-rree.com/8/8-021.htm
http://74.125.93.132/search?q=cache:ZED0zFBq88cJ:www.maximogris.net/DERECHO/Art_01_017.doc+III+Conferencia+Panamericana+de+1906+en+R%C3%ADo+de+Janeiro&cd=15&hl=es&ct=clnk&gl=ar





SEGUNDA PARTE


Según Franklin Delano Roosevelt, a partir del año 1933, EEUU comenzaría una nueva política internacional: la política de la ‘buena vecindad’. En el siguiente ensayo compararemos las políticas estadounidenses previas a la crisis (la Diplomacia del Garrote, diplomacia del Dólar y la política misionera) con esta nueva política establecida en la Conferencia Panamericana de Montevideo de 1933.

En primera instancia, se analizará la diplomacia humanitaria y cómo esta se relaciona con las políticas tomadas después de la crisis. La diplomacia humanitaria, también llamada misionera, se la puede definir como la ayuda que propone brindar Estados Unidos a América Latina frente a las demás potencias, caso de Gran Bretaña y España, previniendo así alguna posible intención de reconquista del territorio latinoamericano, prácticamente recién independizado. El hecho de que Estados Unidos quisiera ayudar a América Latina en caso de una intervención extra-continental, se ve claramente reflejado en la VIII Conferencia Panamericana, celebrada en 1938 en la ciudad de Lima. En ella, por medio de la Declaración XV, se pactó la acción conjunta y reciproca en el caso de que cualquier Estado americano viese amenazada su seguridad por parte de una potencia y en el caso de que fuese agredido; viendo así estos hechos como un acto de agresión, todos los Estados americanos deberían defenderlo en conjunto. No obstante, esta seguridad colectiva no aceptaba compromiso alguno de actuar sino sólo de consultarse las medidas posibles. A modo de anécdota, esta declaración fue aprobada con la única reserva de Colombia, y, en cuanto a la Argentina, esta se adhirió sin reservas. Sin embargo, al analizar con profundidad ambos temas surge una diferencia notoria: cómo Estados Unidos cambia, o al menos eso parece, su posición de superioridad frente al resto de América luego de la crisis. Por un lado, la diplomacia humanitaria deja un mensaje subliminal de superioridad por parte de los Estados Unidos; es decir, ayudando a América Latina a resolver sus problemas internos o intervenir para ayudar a sus civiles a, por ejemplo, pagar deudas se entiende como una ultrajo a los latinos, presumiendo que ellos no serán capaces de resolver sus propios problemas ni de superar sus dificultades. Entonces, se puede decir que Estado Unidos, mediante una posición de superioridad intervenía en América Latina para “civilizarla”. En cambio, en 1938 esta situación parece cambiar. Gracias a la declaración XV, se ve claramente cómo toda América esta sobre un mismo pedestal; es decir, todos los Estados del continente se ayudarán unos con otros para poder hacerle frente a una potencia: no sólo Estados Unidos contra el mundo si no que todos los países en conjunto. Este cambio en la política de Estados Unidos, quizás se dio por el hecho de que antes este país, en principio, buscaba dar una imagen de potencia y de superioridad a Francia, Gran Bretaña o España, como si fueran misioneros con el deber de “civilizar”: “la carga del hombre blanco”. Pero, para 1930 Estados Unidos era un país mucho más fuerte y consolidado, que no necesitaba buscar prestigio, precisaba de ayuda para frenar a las potencias.
En 1940 se organiza la Segunda Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores, en la cual el gobierno de los Estados Unidos estableció la Ley de Préstamo y Arriendo. Esta ley consistía en facilitar apoyo tanto financiero como militar e industrial a aquellos países en crisis. Es por ello que se puede decir que esta ley está muy vinculada con la diplomacia humanitaria ya que también propone dar una ayuda a los países americanos. Entonces, la similitud que podemos encontrar entre la ley y la diplomacia es que Estados Unidos se dispone a proteger a aquellos Estados que se encuentren en situación de conflicto, y que no pueden resolver sus problemas por si solos. Sin embargo, la ayuda otorgada por los Estados Unidos a partir de 1940 no era gratis, a cambio estos países debían “prometer” lealtad a Estados Unidos, y sumas descomunales de millones de dólares, con pagos porcentuales por año. Esto se debe a que los Estados Unidos necesitaban a los jóvenes latinos para poder enfrentar, junto con los Aliados, a Italia, Alemania y Japón, en la Segunda Guerra Mundial; el principal objetivo en este punto es frenar el avance del nazismo en América. Por el contrario, antes de la crisis el objetivo de Estados Unidos era ganar prestigio y cuidar sus mercados, ya que en esa época este país se estaba constituyendo como potencia.

Por otra parte, la política de los EEUU antes de la crisis se basaba asimismo en una política imperialista por la búsqueda y necesidad de obtener/mantener capitales y mercados. Lo cual se puede observar en los casos de Rep Dominiciana (1901 - 1905) y Nicaragua (1909) cuando EEUU interviene al notar que sus empresas están siendo perjudicadas por la políticas de cada país. En el caso del primer país mencionado, EEUU interviene en el momento cuando el gobierno de Rep Dom decide dar fin a la San Domingo Improvement Company como banquero. Mientras que en Nicaragua, las medidas del presidente Zelaya (dictadura antinorteamericana) crearon en EEUU un sentimiento de disgusto: la posible nacionalización de la empresa minera estadounidense era sinónimo de pérdida de capitales para los empresarios norteamericanos.
Entonces,¿cualés serían las similitudes y diferencias entre esta política y las conferencias?
Como se ha mencionado anteriormente, según F.Roosevelt, a partir de la 'buena vecindad' se estaría aplicando nuevas relaciones americanas. Por medio de la primera primera Reunión de Consulta de Ministros (la cual era parcialmente una continuación a la Conferencia Interamericana de Consolidación de la Paz 1936), se puede observar que los EEUU no buscaban nuevos mercados como en la política anterior; sino que tenía como propóstio frenar y/o impedir el avance del facismo y nazismo. Es por ello que al poseer temor al ingreso de estas nuevas ideologías en América Latina, desplazando de dicha manera a los EEUU, EEUU acordó con AL la prohibición a los territorios para funcionar como bases de operaciones bélicas, la prohibición a que los ciudadanos de dichos países puedan promover la ruptura de la neutralidad, la conscripción militar obligatoria: se debían alistar personas para servir en las fuerzas de los beligerantes y el obligatorio permiso para la entrada de los buques beligerantes.
En otras palabras, se observa que los EEUU ya no buscaba nuevos mercados, su nuevo objetivo era asegurarse de su poder en AL del nazismo y facismo; y para poder llevarlo acabo, debía constar del las alianzas latinoamericanas.

Sin embargo, una de las diferencias más marcadas, y quizá la más importante en la comparación entre las políticas anteriores a la crisis y la “buena vecindad” pasa por lo agresión. Una herramienta frecuentemente utilizada por EEUU para garantizar sus objetivos e intereses había sido el uso de la fuerza. Era denominado “diplomacia del garrote” y países como Republica Dominicana o Cuba sintieron su fuerza. A partir de la nueva política de “buenos vecinos” no conocemos episodios de agresiones de esta índole por parte de EEUU para lograr llevar adelante su cometido. La política exterior de Roosevelt después de la crisis excluía la posibilidad de una intervención armada, y se expresaba claramente en las llamadas conferencias panamericanas. Uno de los temas más tratados en las conferencias era la paz y la neutralidad ante la Segunda Guerra Mundial. De hecho, la conferencia de 1936 celebrada en Buenos Aires se centró principalmente en estas ideas y a esto se debe su nombre, La Conferencia Interamericana de Consolidación de
la Paz.
De todas formas, no debe entenderse este interés por conservar la paz meramente como un acto desinteresado en pos del bien común. Debe tenerse en cuenta que EEUU estaba en recuperación y por ende esta principalmente concentrado en sus problemas internos, América latina ya no era uno de los puntos más relevantes en la agenda política estadounidense. De todas formas, EEUU seguía teniendo en cuenta factores extra nacionales, pero su principal foco de interés en ese momento era Europa, y los conflictos americanos estaban relegados a un segundo plano. Llegado el caso que EEUU decidiera intervenir en la Segunda Guerra Mundial, como finalmente pasó, no era conveniente tener en marcha otra guerra en América latina en el mismo momento. Además cabe retomar un punto planteado anteriormente: el avance del nazi-facismo era una gran amenaza y EEUU estaba específicamente preocupado por ello. Lograr que América latina fuese un bloque cerrado y protegido por la paz, limitaba las posibilidades de una inserción de las nuevas corrientes en nuestro continente. De todas formas, la realidad es que la política de “buena vecindad” alejó a los cañones estadounidenses de América latina.
En síntesis, la gran diferencia en las políticas es el desuso de las fuerzas armadas en nuestro continente. Quizá uno de los puntos que más críticas acumulaba, Roosevelt logra revertirlo con su nueva política.


En conclusión, en las políticas anteriores a la crisis y la política de la 'buena vecindad' se observan tanto diferencias como similitudes. Por el lado de la diplomacia humanitaria, la similitud entre esta política y las conferencias panamericanas es que en ambas se presenta ayuda de los EEUU hacia AL. Mientras que las diferencias se encuentran en el método utilizado en las relaciones internacionales, previo a la crisis, EEUU poseía una actitud más prepotente y de superioridad; pero luego, con las conferencias busca demostrarse en un mismo plano de igualdad.
En cuanto a la diplomacia del dólar, se puede observar un cambio en los objetivos: no más ambición por los mercados, nuevas ambiciones por el freno hacia las fuerzas ideológicas que el Eje estaba causando.
Del mismo modo, la gran diferencia entre las políticas, resulta ser la diplomacia del garrote. Esto se debe a que los EEUU no aplicó (hasta lo estudiado) políticas de intromisión militar en AL, sino que se basaba en la diplomacia: através de conferencias panamericanas. Sin embargo, como hemos observado a lo largo de este trabajo, colocarse en un margen de igualdad por parte de los EEUU con AL y no utilizar métodos agresivos hacia AL, implicaba una fachada política.
Resumiendo brevemente lo mencionado, la similitud más importante que se aplica en las políticas anteriores a la crisis con la política de la 'buena vecindad' dictada por F.D.Roosevelt, es que EEUU siempre buscó el beneficio propio.